E.L.A MI MADRE Y YO

Todo comenzó con una pequeña molestia en la mano derecha, con un cosquilleo, cosas que se fueron cayendo de la mano y calambres en el brazo derecho (que mi madre utilizaba para cocinar; era lo que más le gustaba y para prepararnos aquellos deliciosos dulces). Luego el dolor y la inmovilidad fueron afectando la totalidad del brazo.
Los médicos no sabían que era; hicimos muchos estudios y los cuales no coincidíamos con los resultados de los médicos, hasta que nos encontramos con un excelente profesional del Hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía quien se ocupó de conseguir información con colegas, por Internet, porque no sabia a que enfermedad se estaba enfrentando (lamentablemente no recuerdo su nombre) este medico nos presento un colega del mismo hospital quien empezó a tratar a mi madre quien día a día iba perdiendo los movimientos de los brazos y cuello.
El segundo medico ( perdón doctor pero después de 2 años no recuerdo su nombre, seguro que mi flia. si lo sabe) era su segundo caso y para el hospital también. Ellos nos hicieron todos los estudios con el menor costo y nos dieron toda la ayuda necesaria para enfrentar a esta enfermedad, nos contactaron con el Instituto FLENI, con la FUNDACION y con el Hospital Ramos Mejia.
Donde nos atendimos hasta el final.
Para los familiares que estén pasando por esto les digo que no abandonen a su ser querido y que le devuelvan todo el amor que esta persona les dio en toda su vida ( ya que muchos se borran y no vuelven), porque ella lo necesita y en algunos casos no lo puede pedir porque perdió el habla o no los puede abrazar ya que sus brazos no se alzan ( como fue el caso de mi madre) y sobre todo tienen que ser muy fuertes para el final porque es muy duro.
Solo las personas que pasamos o están pasando entienden como se siente el enfermo y su alrededor. Muchos creen entender o imaginar pero solo los que están a diario saben..
Por eso les digo fuerza y peleen hasta el final, busquen apoyo e investiguen por sus medios, vayan a la FUNDACIÓN, ellos los van a saber guiar.
Yo tengo solo palabras de agradecimiento hacia la FUNDACION y la Sra. Marta, el Hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía, el Hospital Ramos Mejía y el Dr. Sica.
Muchas gracias por recibir esta carta
Los saluda muy atte.

Mauricio Mancuso
mamancuso2001@yahoo.com.ar

atras | subir