Trastornos de la Deglución

Introducción:

En las enfermedades de la motoneurona, la transmisión nerviosa de una parte de los músculos de la deglución puede ser deficiente, de modo que el desarrollo habitual de la deglución está perturbado. Puede existir una salivación excesiva ya que con frecuencia no se traga la saliva y se produce una tendencia a salivar en exceso. Por otra parte, los pacientes pueden experimentar un bloqueo de los alimentos en el fondo de la garganta. Puede aparecer tos al beber; dicha tos traduce una vía falsa, es decir, un pasaje de la bebida por las vías respiratorias. Cuando aparecen problemas respiratorios, hay tendencia a alimentarse menos, lo cual debilita aún más al organismo.

1. ¿Qué debe hacerse para facilitar la Deglución?

  • Tome sus comidas en un ambiente distendido y agradable.
  • Coma lentamente y concéntrese en su comida evitando las distracciones (televisión, Radio).
  • Tome sus comidas mediante pequeños bocados y mastique bien los alimentos.
  • Comer y hablar son dos funciones que no pueden realizarse al mismo tiempo. Evite hablar con la boca llena si no desea atragantarse con su último bocado de alimento, pues se debe respirar antes de hablar.
  • No evite los accesos de tos cuando éstos se manifiestan.
  • Si usted sufre un ataque de tos durante la comida, piense siempre en tragar completamente los alimentos antes de retomar su respiración.
  • En el cuadro siguiente se presentan consejos más precisos:
 
Debe hacerse
No debe hacerse
Posición de la cabeza

Posición de la cabeza
Conservar la cabeza derecha o ligeramente inclinada hacia delante sobre todo para los líquidos.

Puede colocarse una almohada o un collar flexible para sostener la cabeza

Evitar inclinar la cabeza hacia atrás incluso de manera momentánea cuando traga.

Esta actitud corre el riesgo de abrir el paso de las vías aéreas y entonces favorecer una vía falsa

Posición del tronco
Conservar la parte superior del cuerpo lo más derecha posible, en particular en el momento de absorber líquidos Evitar beber recostado o semi recostado

Desarrollo de la comida
Sólo tomar un bocado por vez. Efectivamente, el hecho de comer en exceso puede provocar una vía falsa. Cuando la deglución se torna penosa, es importante hacer de la comida el momento más placentero posible. Evitar responder con la boca llena para no correr el riesgo de inhalar su último bocado en los pulmones pues se debe respirar antes de hablar. Evitar las distracciones. Si el hecho de comer se torna difícil, piense al ingerir cada bocado y recuerde los consejos de su ortofonista.
Labios
y
Boca
Tome consciencia de la posición de sus labios y del control que usted tiene sobre su boca. Conserve su boca bien cerrada después de haber ingerido un bocado o un sorbo. Una crema labial (en particular perfumada) puede ayudarlo a controlar mejor esta postura
 

 

Debe hacerse

No debe hacerse
Posición
de los maxilares
Conservar los maxilares cerrados en la medida de lo posible. Después de cada bocado o de cada sorbo, cerrar los labios y los dientes antes de masticar y deglutir.  
Hipersalivación TRAGAR CON FRECUENCIA. Si el hecho de tragar se transforma en un gran problema, discutir los diferentes medios con su médico (medicamentos o pequeño equipo de respiración). El determinará qué es lo mejor para usted. Una estrecha vigilancia de su nutricionista puede resultarle útil. Los productos lácteos pueden espesar la saliva en algunas personas. Intente cerrar la boca y tenga un pañuelo al alcance de la mano. Las golosinas hacen salivar más mientras que los sabores agrios parecen tener el efecto contrario. Cuando usted no está comiendo o bebiendo, el hecho de mantener la boca abierta o de dejar caer su cabeza hacia delante aumenta los problemas de salivación.
Posición
de la
Lengua
Si un lado es mejor que el otro, ubicar el alimento en el medio del lado correcto y masticar del mismo lado.

Si los alimentos se adhieren a la parte superior de su prótesis, consultar con su odontólogo quien determinará qué puede hacerse para evitar ese problema.

Si resulta difícil mover los alimentos dentro de la boca, puede suceder que una modificación de su textura resulte beneficiosa. Hágase aconsejar por su dietóloga respecto de una comida mezclada.

Si las bebidas a temperatura ambiente no son bien toleradas, intente ingerirlas más frías

Evitar colocar los alimentos en el borde de la lengua, si ésta se mueve con dificultad. Apoyar el alimento en el medio o hacia el fondo de la boca.

Quizá usted deba evitar ingerir alimentos muy fríos o muy calientes.

Posición
de la
Garganta

Si usted se atraganta con facilidad, coloque el alimento en la parte de atrás de la lengua mediante un movimiento lento y firme. Es usted quien siente si tiene que colocar el alimento más hacia delante para evitar un reflejo de náusea.

Cuando resulte difícil tomar comprimidos con líquidos, intentar con puré o con compota.

Si los líquidos demasiado fluídos se convierten en un problema, cambie por líquidos más espesos. Para mayor información, hable cerca de esto con su nutricionista. Si usted tiene dificultades para deglutir, su ortofonista le enseñará técnicas para aprender a crear las condiciones adecuadas para la deglución.



No precipitar los alimentos hacia atrás de la lengua, sin pasar la cuchara de adelante hacia atrás de la lengua y apoyándola muy suavemente.-

No descuidar las vías falsas periódicas e intermitentes que se produzcan con los líquidos. Contactarse con su médico y con su ortofonista.


2. ¿Cómo sentarse a la mesa?

Siéntese a la mesa de manera adecuada: con la parte superior del tronco bien derecha y la cabeza derecha o ligeramente inclinada hacia adelante. Pueden colocarse almohadas para sostener la cabeza.

Evite inclinar la cabeza hacia atrás, inclusive de manera momentánea mientras traga. Esta actitud favorece la vía falsa.

Permanezca todavía sentado durante un buen rato, una vez que haya terminado su comida.

Evite comer o beber recostado o semi recostado.

En el momento de l masticación , si un lado funciona mejor que el otro, coloque el alimento del lado mejor y mastique de ese lado.

Si se torna difícil el desplazamiento de los alimentos en el interior de su boca, una modificación de su textura resultará beneficiosa (alimentación mezclada).

Si las bebidas a temperatura ambiente no son bien toleradas, intente ingerirlas más frías.

Cuando resulta difícil tomar medicamentos, aplaste los comprimidos. Intente tomar sus medicamentos con un yoghurt o con compota, más que con líquidos.

Cuando usted no está comiendo o bebiendo, el hecho de mantener la boca abierta o de inclinar su cabeza hacia delante aumenta la salivación.

Evite los alimentos demasiado dulces o demasiado ácidos que estimulan la producción de saliva.

3. ¿Cómo adaptar su alimentación?

una alimentación debe ser equilibrada y variada. Para ello, es necesario consumir un alimento de cada grupo en cada una de las comidas:

Grupo 1: carnes, pescados y huevos, que aportan proteínas y hierro.

Grupo 2: leche y productos lácteos, que aportan proteínas y calcio.

Grupo 3: verduras y frutas, ricas en glúcidos , fibras, vitaminas y sales minerales.

Grupo 4: pan, féculas, cereales, fideos, fuentes de proteínas y glúcidos.

Grupo 5: manteca, aceite, margarina y crema, fuentes de lípidos y vitaminas.

Varíe los menúes según sus gustos y los alimentos disponibles de acuerdo con la estación.

Multiplique las colaciones o las pequeñas comidas, por ejemplo con productos lácteos , una fruta (banana) o inclusive con suplementos alimenticios disponibles en las farmacias.

Por regla general, evite los alimentos con bajas calorías que le proporcionarán una sensación de saciedad sin aportare las calorías necesarias.

Cuando la alimentación se torna difícil, ya resulta necesario que los alimentos sean de una consistencia compatible con la deglución. Por ejemplo: pescado, omelette, soufflés. Bananas maduras...

Todos los alimentos que se consumen habitualmente pueden transformares de acuerdo con las necesidades del momento. La consistencia de los alimentos demasiado secos o demasiado maduros podrá modificarse con una simple picadora de verduras o con una mezcladora o licuadora,. Del mismo modo, para ciertos alimentos (pescados, verduras) resultará más conveniente preferir el modo de cocción al vapor o con agua, en lugar de las frituras o saltados.

Para obtener una consistencia adecuada, pueden utilizarse ingredientes para ligar tales como:

1. Los ingredientes para ligar en base a harina, fécula de papa, de maíz (maicena), de tapioca (tapiocalina).

2. Los aglutinantes tales como la gelatina alimenticia disponible en los comercios.

3. Los huevos: la yema del huevo permite espesar los líquidos, las sopas, los postres en base a cremas

4. Las salsas, en particular aquellas realizadas en base a cuerpos grasos (aceite, crema, manteca) que permiten realizar preparaciones más o menos espesas.

Deben evitarse ciertos alimentos demasiado fibrosos o aquellos que contienen granos. Por ejemplo: frutas y verduras crudas, nueces, avellanas, maníes, crackers, panes con cereales....

Los líquidos:

Los líquidos puros, tales como el agua, el café, el té o las sodas pueden resultar difíciles de controlar y crear vías falsas. Los líquidos de consistencia espesa como los néctares de frutas, los productos lácteos, podrán tragarse con mayor facilidad. Los jugos de fruta o el agua pueden mezclarse con helados. En el comercio pueden hallarse polvos para espesar los alimentos, los cuales permiten aumentar la consistencia de los líquidos (jugos de frutas, sopas...). Están hechos a partir de gelatina y cereales.

Las bebidas lácteas tienen la ventaja de tragarse más fácilmente y constituyen un buen aporte de calorías.

El agua se absorberá mejor si tiene la consistencia de un gel.

Dieta lisa, mezclada:

Si los alimentos sólidos resultan demasiado difíciles de tragar, tal vez sea necesario que usted pase a una alimentación “lisa”. Los ingredientes que constituyen este régimen son la leche y los productos lácteos. Si la leche no es bien tolerada, utilice una crema de cereales para mezclar los alimentos sólidos..

Los complementos alimenticios:

Estos productos pueden utilizarse para completar la alimentación habitual. Estos se presentan en forma de líquidos espesos o cremas y con diferentes aromas, dulces o saladas. El interés que ofrecen es que constituyen un aporte de calorías con una distribución energética equilibrada (prótidos, líquidos, glúcidos).

La comida:

Algunas funciones motrices pueden disminuir y provocar dificultades en el memento de las comidas. Ciertos “pequeños trucos” pueden paliar estos déficits: por ejemplo, los platos con un borde bastante levantado que permiten bloquear los alimentos y hacerlos pasar por encima de la mesa con mayor facilidad.

Si la debilidad muscular impide llevar el vaso a la boca, hay que beber con una pajita o con una bombilla dentro de un vaso ubicado al alcance de la boca.

4. ¿Qué se debe hacer en forma urgente en caso de que se produzca una vía falsa?

Puede suceder que a pesar de tomar todas las precauciones necesarias en el momento de las comidas, ciertos alimentos entren en las vías respiratorias, En estas ocasiones, las personas de su entorno pueden ayudarlo a restablecer su respiración.

Cuando la vía falsa es poco importante, los esfuerzos provocados por la tos logran eliminar los fragmentos de alimentos.

Si la vía falsa provoca un bloqueo completo de la respiración, hay que practicar de inmediato una maniobra para expulsar el alimento atascado en las vías respiratorias:

Estando el paciente de pie, la persona que lo esta ayudando debe colocarse detrás de él. Debe rodear con sus brazos al enfermo, colocando sus puños sobre el estómago del mismo. Luego debe presionar enérgicamente sobre el estómago para provocar Un movimiento respiratorio que permita expulsar alimento liberando al paciente.

Si Ud. llama a un médico de emergencias, solicite que se contacte con el neurólogo que está al tanto de su enfermedad, para que ambos puedan discutir al respecto, luego que se hubo solucionado la urgencia.

Para ver la imagen en moviemiento haga click aca

atras | subir