La Ventilación Asistida

Introducción:

Los pulmones son los órganos con los cuales nuestro organismo entra en contacto con el aire que respiramos. Ellos aseguran los intercambios gaseosos, es decir que aportan el oxígeno a la sangre y eliminan el gas carbónico. Para ello, funcionan como una bomba, gracias a los movimientos respiratorios.

Los pulmones de los pacientes afectados de la enfermedad de la motoneurona funcionan normalmente. Por el contrario, la fuerza de los músculos respiratorios es insuficiente, de modo que la bomba ya no cumple su función de manera correcta y los intercambios gaseosos se realizan mal. Los pulmones ya no alcanzan a efectuar este trabajo correctamente.

Los pacientes pueden presentar entonces un jadeo al realizar esfuerzos moderados y experimentar dificultades en el habla. La insuficiencia respiratoria puede sobrevenir de manera solapada, sin manifestaciones particulares.

Resulta entonces necesario efectuar exámenes; éstos comprenden una medición de los "gases en sangre" y exploraciones funcionales respiratorias. El conjunto de estos exámenes permitirá medir el impacto de la enfermedad sobre la función pulmonar y si fuera necesario, encarar una asistencia respiratoria.


1. ¿Cómo y por qué debe hacerse un diagnóstico de la función respiratoria?

La gasometría (los gases en la sangre): se trata de una toma de sangre efectuada en una arteria situada en la muñeca o en el brazo. Permite medir los diferentes gases contenidos en la sangre arterial, en particular el oxígeno y el gas carbónico. Cuando la cantidad de gas carbónico es anormalmente elevada, se habla de hipercapnia. Esto permite entonces comprobar un funcionamiento insuficiente de la bomba pulmonar y sirve como indicador para iniciar una ayuda ventilatoria. La hipercapnia puede manifestarse por medio de dolores de cabeza, tendencia a la transpiración excesiva, trastornos del sueño, pero también puede no traducirse a través de ningún signo.

La oximetría es otro exámen que permite conocer también la saturación de oxígeno sin necesidad de extraer sangre. La oximetría se realiza colocando una pinza en el lóbulo de la oreja o en el índice. Puede practicarse en la supervición de una asistencia ventilatoria pero ésta no exime del control completo de los gases de la sangre cuando es necesario.

Las PRF (Pruebas Funcionales Respiratorias): las PRF permiten conocer cómo los pulmones son capaces de contener y movilizar volúmenes gaseosos. Estas medidas deben realizarse regularmente. En la práctica el exámen consiste en soplar dentro de un aparato que mide la capacidad respiratoria. Este exámen no es ni doloroso ni penoso, pero requiere de la colaboración del paciente.

2. ¿Qué es la asistencia ventilatoria con máscara nasal?

Cuando los pacientes afectados por la enfermedad de la motoneurona presentan signos de insuficiencia respiratoria, es necesario comenzar con una asistencia respiratoria. Este tipo de asistencia se indica cuando existen signos tales como el jadeo al ralizar un esfuerzo físico ( al la hora de las comidas, al hablar) o estando en reposo, o también cuando se verifica por medio de los exámenes respiratorios que existe una mala oxigenación de la sangre.

La asistencia ventilatoria va a permitir reforzar el papel de la bomba pulmonar que se tornó insuficiente para asegurar las necesidades de la vida cotidiana.

El equipo es muy simple ya que está destinado a se utilizado en forma cotidiana en el domicilio del paciente. Está compuesto por una máscara nasal flexible. Existe una gran variedad de máscaras industriales previstas para adaptarse a cada forma de cara. Fecuentemente, resulta necesario confeccionar una máscara moldeada directamente para adaptarse a cada forma de cara.

La máscara está conectada a un ventilador por medio de un tubo flexible. El respirador es una bomba destinada a insuflar aire. Existen numerosos modelos (Monal, Eole, Onyx...) Este respirador poco voluminoso es del tamaño de una pequeña valija. No es necesario acondicionar en forma particular ningún ambiente de la casa para instalar este equipo que se coloca al lado de la cama o del sillón. Está alimentado por corriente eléctrica y equipado con baterías internas que comienzan a funcionar de manera automática en caso de corte de corriente.

Con menor frecuencia se requerirá un aporte de oxígeno. La puesta en marcha de la asistencia ventilatoria por medio de una máscara nasal es realizada en el hospital o sanatorio por parte de los médicos especialistas neumonólogos o reanimadores. Hay que calcular entre 4 y 7 días de internación para habituarse y familiarizar a las personas más cercanas al paciente con el funcionamiento del equipo.

En un primer moemnto, se procede a elegir una máscara que se adapte a las dimensiones de la cara.

Lo esencial es que sea bien hermética y que impida que se produzca cualquier fuga de aire por los bordes. Luego los médicos van a determinar la regulación de la ventilación. La adpatación de la máscara y al respirador se realizará primero por períodos cortos. El respirador sirve simplemente para "impulsar" el aire hacia los pulmones, el paciente continúa respirando según su propio ritmo.

La eficacia de la regulación del respirador se determinará por medio del control de los gases en sangre y en particular del contenido de gases carbónicos. De regreso al domicilio, el respirador se conecta con un tomacorriente y no es necesario ningún ajuste adicional.

3. El regreso al domicilio

El equipo médico habrá indicado la duración y las características de la ventilación asistida que son necesarias en su caso. Esta duración puede variar de un paciente a otro. Resulta esencial respetar de la mejor manera posible la duración que se ha determinado para poder lograr una estabilización de la función respiratoria.

El material es proporcionado por las empresas especializadas en la ventilación domiciliaria o por un sistema asociado.

Sus equipos se encargan del control y mantenimiento del material domiciliario.

La asociación o las empresas proponen igualmente sus servicios para informar a su equipo sobre los cuidados (médico tratante, enfermera habitual) de las modalidades de la ventilación, pero en ningún caso pueden reemplazar a los médicos prescriptores.

atras | subir