Decálogo Sanitario


1.
Facilítale toda la información que te pida buscando la forma de decirlo que cause menor impacto emocional.

2.
Deja siempre una puerta abierta a la esperanza. Nadie puede saber lo que nos tiene reservado el futuro.

3. Trata de explicar a toda la familia lo que está sucediendo. El sufrimiento, cuando se comprende y se comparte es menor.

4.
Nunca le dejes sentirse abandonado o solo. La participación en ensayos clínicos puede ser una buena vía para conseguirlo

5. No le dejes peregrinar inútilmente. Remítele a un colega si te pide una confirmación del diagnóstico pero hazle entender que si existieran tratamientos efectivos, tú los conocerías.

6.
Mantenle involucrado en su propio tratamiento. Su participación activa mejorará la eficacia de las terapias que pongáis en marcha.

7.
No asumas toda la responsabilidad, trabaja en equipo. Son muchos los especialistas que pueden colaborar en mantener la calidad de vida de la familia afectada.

8.
No hay nada como el hogar. Excepto en casos o tratamientos específicos la atención que se recibe en el propio domicilio es mejor que la que se recibe en los hospitales.

9.
Plantea a la familia las opciones existentes en los problemas que les vayan surgiendo. Tú puedes preverlos, ellos no.

10.
Hazle entender que tiene derecho a la mejor atención sanitaria posible. No le dejes que se sienta una carga ni que vea como inútil cualquier esfuerzo.

Fuente: ADELA Informa

atras | subir