Decálogo del Afectado


1.
No te empeñes en hacer aquello que ya no puedes, ni permitas que otros hagan lo que puedes hacer tú.

2.
Adapta tu entorno a tu situación con ayudas técnicas que sustituyan a tus músculos afectados.

3. Organízate con aquellos que tengan problemas similares a los tuyos. Aumentarás tu eficacia.

4.
Selecciona actividades sensoriales o intelectuales que la enfermedad no limite. Mantén tu actividad física todo lo que puedas sin cansarte.

5.
Encuentra la manera de ser útil a quienes te rodean. La colaboración reduce el esfuerzo.

6.
No permitas que la depresión, el abatimiento y la desgana te dominen. Empeoran tu estado y no conducen a nada.

7.
Haz de la imaginación la herramienta que te permita escapar del aislamiento que provoca la ELA y te una a los demás.

8.
No te sientas inferior por ser diferente, reivindica tu derecho a ser feliz, igual que cualquier otro ser humano.

9.
Busca en tus particulares creencias la fuerza necesaria para seguir adelante, descubrirás que lo mejor de ti no puede ser afectado por la ELA si tú no quieres.

10.
No pierdas nunca la esperanza. Jamás nadie sanó, pero alguien lo hará algún día. ¿Por qué no tú?.

Fuente: ADELA Informa

atras | subir